Consejos Laborales

Jefes incompetentes ¿Reconoces alguno en tu empresa?

El ausentismo, las extensas jornadas laborales, la falta de reconocimiento y problemas económicos producto de bajas remuneraciones, son algunos de los factores que influyen en el estrés laboral, sin embargo, existe una causante muy común, el jefe ¿Es tu caso?

 

Según el psicólogo Robert Hogan, de la Universidad de Tulsa (USA), siete de cada diez directores o gerentes son incompetentes, irritables, dominantes, explotadores o indignos de confianza, tienen pocas habilidades de toma de decisiones y se niegan a delegar su autoridad.

 

El estigma de los “malos jefes” no ha sido construido gratuitamente, más de alguna vez nos hemos topado con un jefe que nos causa desmotivación y nos pone de mal humor hasta tal punto que hemos optado por cambiar de trabajo, pero ¿cuáles son las actitudes que causan frustración?

 

Entre los rasgos más comunes que caracterizan a un jefe incompetente, se encuentra la incapacidad de comunicarse, ya que no logra que su equipo lo escuche y entienda, y tampoco es capaz de escuchar a quienes lo rodean. Además, se involucra escasamente, impidiendo conocer realmente el trabajo que realiza su gente, careciendo de información y, por lo tanto, los somete a presión.

 

Un buen líder posee una visión a largo plazo, es coherente en sus convicciones porque vive aquello que predica, crece y hace crecer a su equipo, enseña, delega funciones y crea oportunidades para todos. Las habilidades de un líder también se observa en la capacidad de autocontrol y la toma de decisiones eficientes en momentos de crisis.

 

A continuación te damos 3 consejos que puedes tomar para lidiar con un jefe incompetente.

 

1. Evita los prejuicios y las críticas hacia tu jefe.

2. Ocúpate de tu trabajo.

3. No dejes que tu jefe afecte tus intereses.

 

Ser jefe es mucho más que tener poder o una posición estratégica al interior de la organización, es un cargo de responsabilidad que debe velar por su trabajo y el de su equipo, de ahí la importancia de que quienes ostentan este grado no sólo sea por mérito de cumplimiento de metas y desempeño, sino que también sean personas que cuenten con habilidades blandas que le permitan manejar un equipo y sacar lo mejor de cada uno de ellos.

 

Existen situaciones en que los jefes intentan alcanzar los objetivos mediante la autoridad e intimidación, sembrando el miedo y la incertidumbre de que nadie es indispensable, de manera que si no acatan las órdenes cualquiera puede ser desvinculado. Escenarios como éste son comunes en algunas empresas, sin embargo, tarde o temprano las personas comienzan a presentar síntomas de estrés, un alto índice de ausencias y, finalmente, comienzan a emigrar a la competencia.

 

“Para que las personas den su máximo rendimiento y se comprometan con los objetivos de la empresa, los líderes deben trabajar para que su equipo se sienta satisfecho y valorado. El reconocer la labor de las personas es uno de los aspectos más importantes para que se sientan felices y motivados, aparte de que un buen jefe debe tener la visión de negocio y triunfo para la compañía”, Directora Corporativa de Comunicación del portal de empleo Trabajando.com

 

 

Síguenos

Encuestas

¿Adaptas de forma habitual el CV antes de inscribirte en una oferta de empleo?